Sin categoría

Un nuevo reporte en Suecia revela que Erdoğan orquestó el golpe del 15 de julio en Turquía

 

Fuente: Reporte en Inglés http://stockholmcf.org/a-new-report-in-sweden-reveals-erdogan-orchestrated-july-15-coup-in-turkey/

 

El fallido intento de golpe de estado en Turquía el año pasado no es más que un falso positivo orquestado por el presidente autocrático turco, Recep Tayip Erdoğan, y sus secuaces para crear un pretexto para una persecución masiva de sus contradictores y oponentes mediante un estado de emergencia perpetuo, concluye un nuevo estudio del Stockholm Center for Freedom (SCF) titulado “Julio 15: El golpe de Erdoğan”.

 

Basado en datos públicos disponibles, acusaciones, testimonios de las cortes, entrevistas privadas, reseñas de opiniones de expertos militares y evidencia en general recabada por investigadores, el SCF sostiene que este intento no puede ser siquiera considerado como un golpe de estado de ninguna forma en términos militares. Fue inusualmente limitado en sus dimensiones, concentrado en unas cuantas ciudades, dirigido de forma pobre, desafiando las prácticas, tradición y reglas de los procedimientos de operación del ejército turco.

 

“Fue la continuación de una serie de falsos positivos encubiertos durante los últimos años bajo el mandato autoritario del régimen de Erdoğan, siendo ciertamente el más sangriento de todos”, afirmó Abdullah Bozkurt, presidente del SCF. “Erdoğan parece haberse valido de rumores ampliamente difundidos sobre un golpe de estado para propiciar un montaje que le permitiera emprender una persecución en contra de la oposición” agregó.A juzgar por los resultados del golpe de estado, Erdoğan obtuvo una gran victoria al asegurar una presidencia imperial, consolidando sus ganancias, reprimiendo la oposición e incluso lanzando una incursión militar en Siria la cual ha ansiado desde hace bastante tiempo. Por alguna razón no dudó en calificar este evento como “un regalo de Dios”.

 

Slide1

 

Prensa capta la declaración de Erdogan ante el Intento de Golpe. Llama mucho la atención la sonrisa de su ”yerno” el Ministro de Energia Berat  Albayrak

 

 

 

 

 

 

El reporte fue originalmente publicado en turco. El SCF planea lanzar pronto una edición en inglés con algunas actualizaciones. Estos son algunos de los hallazgos del reporte de 191 páginas sobre los sucesos del 15 de julio de 2016 y de los días previos al mismo.

  • Un gran vacío ha emergido entre los hechos y la narrativa del gobierno sobre el golpe de estado a pesar de los intensos esfuerzos del régimen de Erdoğan en términos de censura, propaganda, presión, amenazas e incluso tortura y malos tratos. Los testimonios de la defensa y la evidencia que fue descubierta hasta ahora han reforzado aún más la idea de que el golpe no fue más que un montaje.
  • Las contradictorias declaraciones públicas de Erdoğan respecto a la cadena de eventos en el día del golpe, la cual incluso difiere de las acusaciones emitidas por el poder judicial, el cual está fuertemente controlado por el gobierno, las medidas antidemocráticas tomadas tras los eventos del 15 de julio, el cierre de miles de instituciones y al arresto de decenas de miles de civiles, son asuntos que tienden una gran sombra sobre los sucesos del 15 de julio.
  • El hecho de que la cabeza del Servicio de Inteligencia Turco (MİT), Hakan Fidan, haya sido puesto en aviso del golpe de estado de forma anticipada de acuerdo con sus propias declaraciones escritas enviadas al Parlamento, y sobre lo cual no fueran informados ni el primer ministro ni el presidente, refuerzan la idea de que el golpe haya sido totalmente falso. No hay explicación sobre por qué los oficiales, quienes son los máximos responsables de descubrir, frustrar y detener el golpe en contra del gobierno electo, hayan estado totalmente incomunicados durante aquel día, además de seguir su rutina diaria habitual incluso aun sabiendo de dicho intento.

 

Slide2

 

Hakan Fidan salió unas horas antes del Intento de Golpe de la oficina del Estado Mayor de Ejército.

 

 

 

 

 

  • En el contexto de la falta del testimonio de Hakan Fidan ya sea como sospechoso o testigo en cualquier investigación judicial sobre el intento de golpe de estado, su no comparecencia ante la Comisión Parlamentaria de Investigación del Golpe para la presentación de su testimonio y el hecho de que mantuvo su trabajo; Erdoğan realmente espera que todos crean en su narración fabricada sobre el intento de golpe sin siquiera cuestionar e investigar algo significativo.
  • El hecho de que el jefe de inteligencia Hakan Fidan se reuniera con altos funcionarios militares durante horas un día antes del golpe, así como en el día del golpe, su viaje a la sede del Estado Mayor a pesar de su supuesta expulsión y detención por parte del ejército, su salida de la jefatura militar sin complicaciones, y el lanzamiento del intento de golpe justo después de su partida no ha sido explicado ni justificado a la fecha.
  • También es importante señalar que el Jefe del Estado Mayor Hulusi Akar hizo declaraciones contradictorias. Los testimonios de testigos y acusados no confirman las declaraciones proporcionada por Akar. Los expertos militares que el SCF ha consultado en la preparación de este informe subrayaron claramente que el golpe de Estado, que se había adelantado con anticipación, podría haberse detenido y evitado fácilmente con medidas simples y rápidas. Sin embargo, el hecho de que Akar no recurriera a tales medidas preventivas alimenta profundas sospechas acerca de los acontecimientos del 15 de julio.
  • Fue muy inusual y extraño que los principales comandantes del ejército siguieran con su rutina habitual, asistiendo incluso a ceremonias de bodas en un momento en el que había información de inteligencia creíble y alarmante de un intento de golpe. Esto va en contra de las tradiciones, prácticas y reglas establecidas de los procedimientos operativos en el ejército turco.

Slide3 

 

Jefe del Estado Mayor Hulusi Akar, Erdogan y el Director de Agencia de Inteligencia Turca Hakan Fidan realizaron un tour después del “Sangriento Autogolpe” a los lugares turísticos de  Asia Central.

 

 

 

  • Según la información oficial, 8.651 oficiales participaron en el golpe de Estado, lo que equivale al 1,5% del total del personal militar en el ejército turco. De este total, 1.761 eran reclutas conscriptos, 1.214 eran estudiantes militares y 5.761 eran oficiales y suboficiales. Pero incluso estos números no reflejan la movilización real que se vio sobre el terreno durante el intento de golpe de Estado. Dado el hecho de que 168 generales y miles de oficiales están ahora siendo juzgados por cargos de golpe, los expertos militares encuentran extraño que un número tan insignificante de tropas haya tomado parte en el intento de golpe de Estado. Se estima que hay 200.00 soldados bajo el mando de estos generales que son acusados del intento.
  • Extraños acontecimientos como cerrar el tráfico en el Puente del Bósforo en un sentido, golpear objetivos que no sirven para los propósitos de los golpistas en absoluto, ignorar a los políticos que deberían haber sido el blanco principal, el asesinato de civiles, así como tratar de tomar las instituciones con apenas un puñado de tropas es algo inexplicable. La reducida movilización de los activos militares se limitó a pocas ciudades y las unidades que se supone que detendrían a Erdoğan llegaron a su hotel horas después de su partida. Todos estos acontecimientos sin sentido parecen sugerir que fueron organizados para dar cierta impresión y proporcionar imágenes y fotos para el golpe.

 

Sin título

 

El ejército turco cuenta con 630,000 efectivos aproximadamente. En el “autogolpe participaron 8.651 jóvenes soldados. Para la toma de un sentido de las vías del puente de Bósforo se realizó con un pequeño grupo. La mayoría de estos jóvenes fueron linchados por “erdoganistas”.

 

 

  • Incluso después de un año completo, el gobierno turco no ha presentado una evidencia convincente y sólida que demuestre que el movimiento de Hizmet (popularmente conocido como movimiento de Gülen) estuviera detrás del intento de golpe ya sea como un autor intelectual o material. Los testimonios fabricados y forzados, aparentemente tomados bajo tortura en custodia, fueron posteriormente refutados por los acusados cuando comparecieron ante el tribunal para las audiencias de juicio.
  • Según han revelado varias investigaciones publicadas o reportadas por instituciones internacionales, los oficiales acusados de intentar el golpe provienen de diversas ideologías y contextos. En la mayoría de los casos, las tropas fueron movilizadas por amenazas de terrorismo inminentes, o bien, como parte de un simulacro militar, según lo han demostrado las declaraciones de los acusados en los tribunales.
  • Fethullah Gülen, quien ha inspirado el movimiento Hizmet acusado de golpe de estado por Erdoğan, declaró en una entrevista exclusiva con SCF que el golpe fue “un escenario escandaloso y odioso construido por Erdoğan y sus cómplices”. Dijo que fue lanzado para iniciar una cacería de brujas en contra del movimiento Hizmet. Dejó claro que si alguien que simpatizara con el movimiento Hizmet participara en este acto atroz, traicionaría los ideales mismos del movimiento. Gülen reiteró su llamado a una comisión internacional para investigar a fondo el golpe, una oferta que Edoğan no ha respondido.

Slide5

 

Fetullah Gülen dio entrevistas a BBC, CNN, The Washington Post y otros grandes medios de Prensa y solicitó de los organismos internacionales realizar una investigación a través de una comisión internacional para el “Autogolpe” del 15 de Julio, el cuál condenó enérgicamente como un acto escandaloso, odioso y atroz.

 

 

  • La incertidumbre detrás de las investigaciones balísticas sobre las armas usadas en el asesinato de civiles y tropas aún perdura. Los grupos paramilitares que participaron en enfrentamientos y que más tarde aparecieron en varios videos tomados en la noche del golpe no fueron identificados, el cómo fueron organizados y movilizados sigue siendo un misterio. También hubo informes sobre cómo la policía turca habría distribuido armas de alto calibre a civiles durante la noche del golpe.
  • Turquía ya no es un país regido por la ley y los principios democráticos. Es ahora un estado gobernado por los decretos del gobierno bajo constante estado de emergencia. El poder judicial está bajo el control total del gobierno, la libertad de prensa y expresión están en suspenso, el Parlamento ya no funciona y los políticos de la oposición están tras las rejas.
  • Más de 150.000 empleados del gobierno fueron despedidos de sus posiciones sobre la base de sus puntos de vista críticos sin pruebas judiciales y administrativas efectivas. Las purgas en el aparato militar, judicial, el servicio exterior y de seguridad han alcanzado niveles alarmantes. Unas 51.889 personas fueron llevadas tras las rejas, sin pruebas, apenas un juicio y condena, siendo en su mayoría amas de casa, maestros, estudiantes, médicos, comerciantes y periodistas afiliados al movimiento Hizmet.

 

Para más información sobre la situación política post-atentado del Autogolpe de Erdogan puedevisitar la página web: http://stockholmcf.org